dimecres, 13 de juny de 2012

Educación lineal en contextos complejos



És llarg però val molt la pena de llegir. Està penjat a la web de Ojo de Agua.

Vivimos el tránsito del año viejo al año nuevo en una pequeña aldea segoviana con una población residente de no más de siete habitantes. Allí, conocimos a Ángel, el más joven del pueblo, quien, rondando la cuarentena, resultó ser ganadero de unas trescientas cabezas de ovino y familiar de la pareja que nos alojaba.

Ya en la sobremesa de la última cena —tras campanadas, uvas, celebraciones, besos y sonrisas— tuvimos el privilegio de una conversación interesante, un lujo cada día más escaso. Ángel nos contó con la naturalidad y la sencillez de las personas apegadas a la tierra, historias de ganado y tractor, de antepasados, de rencillas vecinales o añoradas glorias del pueblo. Pero, de todas, hubo una que llamó especialmente mi atención.

Tanto que, al día siguiente, al pasar junto a unas peñas cercanas en las que había decenas de buitres, unos navegaban en círculos, mientras otros nos vigilaban, inmóviles y majestuosos sobre las crestas de los escarpados riscos, agitando muy de vez en cuando las gigantescas alas, como dejando entrever muy discretamente su impresionante poderío; fue entonces, a la orilla del río Riaza, al admirar los buitres y su imponente presencia, cuando decidí cambiar el tema. Seguir llegint...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada